Gira la pantalla.
Branding & Strategic Communication
Malababa
06
Cliente: Malababa
wozere para: Malababa
Madrid, 2017
Malababa crece, Malababa se expande, Malababa da un salto y necesita reflejarlo. Con esta premisa, nos propusimos elevar su identidad en todos los planos: un proceso de cambio que ha abarcado desde el logotipo hasta la comunicación, pasando por la página web y el packaging. Nuestro trabajo ha consistido (y consiste) en extender las cualidades de sus productos al resto de la marca. El objetivo: dotar a la compañía de plena coherencia y de herramientas para transmitir su visión.

Malababa apuesta por un diseño cuya belleza va más allá de la moda. Pensando en cómo generar un imaginario ad hoc, planteamos una serie de colaboraciones con creativos afines. Estos se encargaron no sólo de contar Malababa al mundo, sino de hacerlo a través de sus propios ojos. ¿El resultado? Diferentes campañas fotográficas enmarcadas en un espacio común, comprendido entre lo artístico y lo comercial. Una estética cambiante pero conectada, contemporánea pero duradera, que representa a Malababa y define el tono a seguir.
Coincidiendo con la apertura de su tienda más ambiciosa hasta la fecha, era importante que Malababa mejorara también la experiencia digital de sus clientes. Para lograrlo, replanteamos su página web desde las bases, jerarquizando su contenido y confiriéndole una mayor lógica interna. Deseábamos mantener la línea elaborada; trasladar el mensaje mediante códigos evocadores sin por ello comprometer las ventas. El equilibrio era relevante: priorizamos las imágenes y optimizamos la usabilidad, consiguiendo que la compra fuese tan agradable como eficaz.

malababa.com
Fieles a la intención de que cada aspecto formara parte de la narrativa general, modificamos el logotipo y el color corporativo. En lo que al primero se refiere, nos inclinamos por una tipografía de apariencia neutral, más legible y sencilla. Para el color, nos inspiramos en el material distintivo de Malababa: la piel. Así pues, optamos por el nude, un básico que se integra de manera orgánica y es cómodo a la vista. Como colofón final, concebimos nuevas bolsas en las que llevarse el producto de las tiendas (tan características y especiales que, esperamos, se conviertan en icónicas). Cajas automontables (para ahorrar espacio en los puntos de venta) completan nuestro aporte 360º.
Un único relato y mil formas de expresarlo: el ADN de Malababa, aplicado a cada detalle.
Fotos: Martina Matencio, Inés Ybarra, Alec Iatán, Isabelita Virtual