Gira la pantalla.
Mango loves Serrano
Mango
05
Cliente: Mango
Wozere para: Mango
Disciplina: Eventos
Madrid, 2017
Como parte de su proceso de transformación, Mango ha decidido apostar por locales cada vez más amplios y luminosos, con una estética contemporánea y una tecnología que mejora la experiencia del cliente. Serrano ha sido el lugar elegido para materializar esa voluntad de cambio: el número 60 de la icónica calle alberga la flagship store que personifica la etapa actual. Para inaugurar el espacio, diseñamos una presentación en tres fases: opening diurno, cena exclusiva y Gran Fiesta. Además de celebrar la apertura, el objetivo era evocar la metamorfosis de la compañía. Nuestros invitados se convirtieron, por tanto, en aliados: a ellos transmitimos el mensaje y ellos se encargaron de extenderlo. Un día, tres eventos y una idea: el nuevo Mango ya estaba aquí.
El opening: Nevaba. Mango abría en la capital: un enclave de cuatro plantas y 2.000 m² pensado para incorporar todas las líneas de la marca. Sofía Sánchez de Betak, todo un referente internacional, ejerció de anfitriona de un público compuesto por prensa especializada, líderes de opinión, etc…; el chef Estanis Carenzo junto a Pepi de Boisseau fueron los autores del desayuno en estaciones, puestos que te encontrabas en cada planta: frutas, huevos, embutidos... La caída de los copos sirvió de inesperado telón de fondo y aumentó la belleza del imponente patio interior. Sesenta celebridades e influencers descubrieron las muchas zonas que componen la megastore y se marcharon con una prenda personalizada que se convirtió en un viralizable éxito.
La cena: Entre los candelabros decimonónicos y las flores de Inés Urquijo se produjo la magia: un entorno en el que el tiempo parecía suspenderse. El interiorista Pascua Ortega acogió en su casa a los amigos más próximos de Mango. Estampados, texturas, color y un espectro de asistentes que comprendía varias generaciones de talento y creatividad. El restaurante Horcher se encargó de poner la comida y un cuadro flamenco amenizó una velada amable y bella.
La Gran Fiesta: Más de quinientos invitados, animados por los DJs Hugo Capablanca y John Talabot, invadieron los cuatro pisos de la sala El Principito. El cabaret, convertido en una disco setentera, brilló bajo los destellos de una bola disco gigante. El actor Quim Gutiérrez, los fotógrafos Nacho Alegre y Gorka Postigo, el diseñador Alejandro Gómez Palomo, la directora creativa Inés Ybarra o el modelo Mark Vanderloo: una lista interminable de nombres que se entregaron a la diversión hasta bien entrada la madrugada.
Foto: Pablo Gómez-Ogando